viernes, 9 de noviembre de 2012

3,2,1...Empiezo a escribir!

Hola mis lectores, como hoy quiero empezar a escribir de verdad, procuraré no enrollarme mucho, esta es un pequeño texto suelto que trata sobre un momento de mi vida, y demomento será lo que me sirva de base para seguir publicando, pero cuando me canse de ese tema o yo vea que no hay nada más que decir pasaré a otra cosa, bueno espero que os guste y un saludo de esta loca llamada Ana Grey.


Existen cosas, momentos en lo que te das cuenta de que el equilibrio del universo se puede romper a la mínima.
Yo siempre acabo haciéndome ideas preconcebidas de como serán las cosas y después siempre me llevo una decepción bastante grande, esto me paso el verano, yo iba toda motivada pensando en no desperdiciar ni un un segundo metida en casa, cuando la realidad fue bastante distinta. Luego aparecen cosas que llevas esperando mucho tiempo y te emocionas como si no hubiera nada más, y te ríes sin motivo, y tus pensamientos giran siempre en torno a lo mismo, de forma continua, miras las mismas conversaciones una y otra vez, lo mismo con las fotos....................... nadie me dijo que eso era el amor.
Nadie me lo dijo y yo me di cuenta después de un tiempo, no inmediatamente  porque guiada por mis obsesiones, paranoias e impulsos, quería que pasaran cosas, la gente me decían que iban a pasar y yo, que no me quería creer del todo, porque todavía tenía una parte del cerebro racional que pensaba que no podía salir nada de ahí, comenzaba a perder todo la parte científica y calculadora que me quedaba en el cerebro ya a pensar seriamente que era lo que tenía que hacer. Lo malo fue que no salió como yo quería que saliera, y que me quede vacía como si por dentro me faltara el aire o algo parecido.
Lo bueno fue que ese vacío desapareció rápidamente, y que no pareció importarme más de lo necesario, porque me desahogue lanzando insultos y apoyándome en mis amigas, eso debió de durar dos días, y por mis ojos no salió ninguna lagrima, porque yo solo lloro por cosas o personas importantes que se lo merecen. Realmente fue una experiencia extraña en la que un sinfín de emociones a cual más desconcertante pasó por mi mente y por mi corazón, en el que experimenté algo que se puede llamar amor, aunque no completamente, pero lo que si fue al completo fue algo que podemos llamar desamor, pero yo prefiero llamarlo vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuestros comentarios me ayudaran a mejorar, y me animaran a publicar cuando no me apetezca o este triste, vuestra opinión me importa mucho :)
Eso si siempre comentando con respeto y sin insultos.