viernes, 8 de marzo de 2013

Reflexión número 43

Hola lectores, lamento deciros que hoy no hay capítulo, pero como no voy a poder publicar hasta el próximo viernes no me parecía bien dejaros sin nada, así que hoy os traigo uno de mis textos filosóficos  que hace mucho que no escribo ninguno y aviso de que lo voy a empezar a escribir ahora mismo a las 22:07 de la noche (en España) y no se muy bien lo que puede salir, pero bueno espero que os guste y el próximo viernes habrá capítulo seguro :)

El otro día me pregunté como narices me había dado por crear un blog, mirándolo de varias formas es un poco una locura, pero suelo hacer muchas y no todas salen bien.
Pero aunque la idea de crear un blog hacia un tiempo que estaba en mi mente, hubo un momento en que lo vi claro.
En pasado mes de octubre,un día que me aburría, estaba buscando en internet cosas sobre Los Juegos del Hambre y buscando encontré un blog que contaba una historia, ese no era otro que Los Juegos del Hambre Continúan escrito por la genial Andrea Everdeen, pero hasta el mes de Noviembre no me acuerdo del día no di el paso definitivo.
Al principio pensaba que los lectores iban a caer del cielo, que ilusa, los lectores hay que buscarlos, hay que entrar en otros blog, pedir consejos, opiniones y conlleva bastante esfuerzo, admito que mi blog no es ninguna obra de arte, de echo yo no escribo estupendamente, simplemente es un hobby, pero cada vez que veo un comentario pienso, pues valla a alguien le gusta, aunque solo sea una persona .
Cuando me di cuenta empecé a encontrar blog maravillosos que no escribiré porque son demasiados  pero todos los que leáis esto os podéis dar por aludidos, y los que no lo tenía también, porque todos son geniales, desde los que tenéis cuenta hasta los anónimos  porque estáis en un lugar muy importante de mi vida y de mi corazón, y porque os quiero a todos y cada uno de vosotros.
El blog empezó como una vía de escape cuando escribir era la única forma que tenía de desahogarme, escribía cuando no podía más, cuando lo que quería era llorar pero no conseguía que salieran las lágrimas, escribí todo el verano cuando pasé por uno de los peores momentos  de mi vida, pero por suerte ahora la cosa es distinta y aunque cuando estoy triste me sigue gustando escribir, ya no es el único momento en el que lo hago.
La vida da mil  vueltas y llegas ha hacer cosas que nunca pesaste que serias capaz de hacer, momentos en los que parece que sucede algo mágico, especial, sensaciones que resultan indescriptibles, momentos en los que te das cuenta de que aunque te cueste tomar decisiones y siempre piense que todo va a salir mal, algunas son las correctas, aunque admito que no le dedico todo el tiempo que quisiera a mi queridisimo blog es una de las mejores decisiones que he realizado, y todo esto no seria posible sin vosotros, y como ya dije antes os quiero a todos.
Bueno lectores me despido, y ya que me puse sentimental aprovecho para deciros que por si no os habéis dado cuenta ya superamos las 3000 visitas.
Nada más lectores no vemos el viernes con el capítulo 14 :)

2 comentarios:

  1. Me alegro mucho de que lo encontrases pues Ana :)
    Ha sido una gran sorpresa, y recuerda que no hay historias buenas ni males, mejores o peores. Todas son perfectas, por que el mero hecho de imaginar algo y darle vida a través de palabras es un esfuerzo que ya hace que ese trabajo sea bueno. Asi que continua con el blog y haz como yo, mejora con cada capitulo (los primeros míos son horribles pero los dejo tal cual están para recordarme que siempre se puede mejorar)
    Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Andrea!
    Pues no lo pude encontrar más de casualidad jaja pero me sirvió para que me entrara a mi el gusanillo de blogger .
    Muchísimas gracias por lo ánimos y demomento no tengo intención de cerrar el blog :)
    P.D: Tus primeros capítulo tampoco están horribles, pero lo de ahora están mucho mejor y como sabrás me encantan ;)

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios me ayudaran a mejorar, y me animaran a publicar cuando no me apetezca o este triste, vuestra opinión me importa mucho :)
Eso si siempre comentando con respeto y sin insultos.