sábado, 28 de septiembre de 2013

Capítulo 26: Grabado para siempre

¡Hola lectores! Aquí estoy con el capítulo 26, iba a publicarlo ayer pero al final no estuve mucho por casa así que os lo traigo hoy.
Aprovecho para deciros que ya tengo más o menos organizados los exámenes de la primera evaluación y hay unas semanas en octubre y noviembre en las que voy a estar muy desaparecida pero mientras tanto seguiré por aquí.
Bueno, pues nada más, os dejo con el capítulo 26 y como siempre espero que os guste y que comentéis.

No veía lo que pasaba a mi espalda pero estaba seguro de que mi padre no estaba por aquí de casualidad.
-Siempre dijiste que tu familia te daba igual pero ahora veo que no es cierto- Las palabras de John me retumbaban en la cabeza a la vez que sus manos ascendían peligrosamente de mi barriga mientras yo intentaba reprimir las lágrimas y las ganas de vomitarle encima.
-SUÉLTALA AHORA MISMO HIJO DE PUTA- El grito de mi padre fue seguido de varios golpes que consiguieron que finalmente John me soltara.- ¡CORRE ALICIA! -Su segundo grito me hizo reaccionar y empecé a correr como nunca había hecho sin tener rumbo alguno hasta que no pude más.
Seguía perdida, incluso más que antes, y aunque en este momento lo detestara sabía que solo existía una persona que me pudiera ayudar, Javier.
-¿Alicia? ¿Dónde se supone que estás? Son las cinco menos veinte pero por suerte para ambos John aún no ha llegado.
-Yo que tu no le esperaría- Respondí mientras intentaba a duras penas recuperar el aliento.
-¿A qué te refieres? ¿Sabes algo que yo no se?
Un largo suspiro salió de mi boca sin que pudiera evitarlo y le conté todo lo que había pasado unas calles atrás sin parar de pensar en lo que podría haber pasado si no llega a aparecer alguien, aunque en este caso el alguien hubiera sido mi padre quien no sabía muy bien que era lo que estaba intentando hacer.
-¿Dónde estás ahora?- Preguntó con la voz temblando de rabia.
-No lo se, nunca había estado antes en esta parte de la ciudad pero tiene que haber algún cartel con el nombre de la calle.
-Debe de estar en alguna parte, ¿ves algo que me pueda dar una pista?
-Lo único que veo son edificios rojos, espera, en uno pone "Cale de las Hilanderas".
-Genial, se donde estás así que a no ser que veas a John quédate ahí y no te muevas, porque como lo pille no saldrán cosas bonitas de mi boca.
Por una vez hice caso de lo que Javier me había dicho entre otras cosas porque me encontraba bastante destrozada. Me quede donde estaba sin poder evitar mirar en todas las direcciones posibles aunque en el fondo me parecía que el y mi padre iban a estar muy entretenidos pero por mucho que me costara reconocerlo tenía miedo.
Finalmente divisé a Javier corriendo por las calles y cuando estuvo a mi lado no pude aguantar las lágrimas por más tiempo y me eché a llorar.
-Vámonos de aquí Alicia- Me dijo mientras se acercaba para darme un abrazo.
-Para-respondí mientras me soltaba- Por favor no vuelvas a hacerlo, por favor no vuelvas a tocarme.
Javier se quedó mirándome fijamente sin saber muy bien que decir ni replicar, se limito a hacerme caso y a caminar delante de mi mientras salíamos de aquellas calles que se quedarían para siempre grabadas en mi cabeza.
Poco a poco empecé a orientarme y a recordar los lugares por los que pasábamos pero estaba segura de que no nos dirigíamos a mi casa. El silencio se había instalado entre nosotros y lo prefería de esa forma porque no me creía capaz de decir nada, no después de lo que había pasado, no cuando aún podía sentir aquellas manos sujetándome.
En los últimos meses había vivido más malas experiencias que en el resto de mi vida junta y me estaba empezando a cansar, lo único que quería era volver a mi vida normal de antes y dejar todo esto atrás.
-Hemos llegado- La voz de Javier me sacó de mis pensamientos y por una vez lo agradecí- Esta es mi casa y por si te lo preguntas John no va a venir, Peter me llamó para decirme que posponía nuestro encuentro de forma indefinida.
Oír su nombre hizo que todo volviera a pasar delante de mis ojos haciendo que me derrumbara por completo.Terminé llorando sobre una oxidada escalera de metal hasta que Javier me agarró de los brazos y me metió dentro a pesar de mis vagas protestas. 
Una hora, media tarrina de helado de chocolate y un puñado de pañuelos más tarde conseguí tranquilizarme lo suficiente para poder hablar, debió ser bastante evidente porque fue el el que empezó la conversación.
-Soy consciente de que ahora mismo estás destrozada pero no puedo esperar más porque necesito saberlo ¿es cierto que nuestra relación está extinguida?
-No...no lo se no lo he pensado mucho en eso- Primera mentira, era en lo único en lo que había pensado durante estos dos días pero seguía sin encontrarle respuesta a la pregunta.
-Yo si lo he hecho pero no hay nada que pueda decir o hacer que consiga cambiar el pasado.
-Lo se, pero cuando te miro ya no puedo ver a la misma persona a la que veía antes de que me lo dijeras.
-Sigo siendo esa persona Alicia.
-Lo siento Javier pero esto es demasiado, yo solo quiero mi vida de antes con las complicaciones normales de cualquier chica.
-No, por favor no me hagas esto, por favor Alicia- Las lágrimas amenazaban con salir de sus ojos.
-Ahora mismo es lo que necesito, alejar a todo lo que tiene que ver con los últimos 3 meses.
-¿Enserio crees que te va a dejar en paz? Tus pesadillas van a empeorar mucho después de esto.
-Las soportaré como pueda.
-Así que cortas conmigo...
-Si-Ahora los dos llorábamos como tontos- Pero podemos volver a ser amigos como cuando quedábamos en el parque.
-Yo nunca podré ser tu amigo Alicia.
-Lo siento.
Y así acabó todo, después de esas palabras salí de la casa de Javier y me fui a la mía donde nadie hizo preguntas con respecto a mis lágrimas, donde repasé cada palabra que nos habíamos dicho, cada beso, cada abrazo y caricia.
Pero no podía hacer nada, ahora tenía que recomponerme de alguna forma porque si en algo tenía razón era en que John no me iba a dejar en paz, y no lo hizo.

4 comentarios:

  1. MY GOOOSH
    Pobre Javieer, que Alicia rompe con él. Aunque la entiendo a la pobre :,( Lo de el padre fue inesperado jajajajjaa
    Espero el siguiente, que estoy LOCA por tu historia. Es que siempre me dejas en tensión para el siguiente, ¿cómo lo haces? Dime tu secreto, je *_*
    Un beso, Annie<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Al final el padre está en todo... Yo lo dejo en tensión para que el que lo lea se quede intrigado y lea el siguiente. Bueno eso es lo que intento y no es que tenga un secreto jaja es como me salga en el momento. El siguiente el sábado o el viernes depende de mi tiempo.
      Besos ;)

      Eliminar
  2. Roto... Suena tan mal... Roto... Así, sin más. Y al mismo tiempo no dejo de pensar en la actuación de su padre :S La ha salvado, ha sido un padre que protegía a su hija. Me siento orgullosos de él :) ¿He dicho yo eso? ¬¬
    En fin, me dejas preocupada, como siempre. Y en tensión, como siempre. Y con intriga, como siempre. Las buenas costumbres nunca desaparecen ;)
    Besos Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te sientes orgullosa del padre? Eso no me lo esperaba... igual ahora se vuelve mejor persona jaja
      No se yo si será una buena costumbre tanta intriga, el día que acabe la historia ya no habrá más :(
      Tampoco rompen sin más es todo culpa del pasado que siempre vuelve... igual vuelven o igual no... mejor me callo jaja
      Besos ;)

      Eliminar

Vuestros comentarios me ayudaran a mejorar, y me animaran a publicar cuando no me apetezca o este triste, vuestra opinión me importa mucho :)
Eso si siempre comentando con respeto y sin insultos.