viernes, 18 de enero de 2013

Capítulo 9: Mientras haya unos ojos a los que mirar

Hola mis lectores, ¿Me habéis echado de menos esta semana?
Pues ya es viernes, y por eso os traigo el capítulo 9, también contado desde el punto de vista de Lucas aunque una pequeña parte es del de Alicia, y esta vez creo que me quedó algo largo, este y el próximo podemos decir que son capítulos suaves, pero en el 11 pasarán cosillas ahí lo dejo... bueno no me enrollo más y como siempre espero que os guste y que comentéis :)


No puedo soportar seguir mirándola a los ojos, no ahora que parecen vacíos,no.
-Creo que será mejor que me vaya-Suelto derrepente porque yo también tengo una hora de llegar a casa y no me puedo quedar una madrugada entera en la calle.
-Espera, te lo explicaré si es lo que quieres-Dice aún sin mirarme
El silencio se extiende durante unos minutos pero cuando voy a irme me agarra del brazo fuertemente.
-Esta bien, veras el día que me agre... achiss-Estornuda, es cierto hace bastante frió pero hasta ahora no me había dado cuenta, supongo que por el subidón de adrenalina, sin dudarlo me quito la chaqueta y se la ofrezco mientras ella la acepta en silencio antes de continuar.
-Pues el día que me agregaste pensaba que iba a descubrir cosas de ti, si tenias novia, tus gustos o aficiones, pero no lo tenías puesto, así que me trague todas tus fotos, y como no saqué nada en claro también todas tus hojas de comentarios.
-¿Te leíste todas las hojas de comentarios?-Si es así creo que ya se lo que pudo pasar, no se como no se me ocurrió antes.
Si, así es y como lo que me encontré era algo raro creía que...
-Era gay-Respondo intentado ayudarla.
-Si así es, pero creo que me ha quedado claro que no es así, por eso te evitaba para intentar olvidarme de ti porque me seguías gustando-Me mira inquisitiva y se que le debo una explicación.
-Los comentarios eran parte de una apuesta que hice con mis amigos y que obviamente perdí, aposté que sería capaz de hablar contigo antes de que se acabará el mes de octubre pero no fui capaz como ves.
Una vez explicado esto me agarra suavemente y me besa, aún siento lo mismo de antes, creo que nunca me cansaré de sus besos. Cuando nos separamos me dice que ya hemos llegado me devuelve la chaqueta y se despide de mi con un beso en la mejilla.
Camino hacia mi casa con una sonrisa en la cara y al llegar me siento frente a la ventana esperando que llegue el día siguiente.
Parte de Alicia
No consigo dormir, mi corazón se acelera cada que pienso en todo lo sucedido durante la noche sobretodo en lo que me podría haber pasado si Lucas no hubiera intervenido contra aquel chico, en como Laura y yo tuvimos que separarles, en como Lucas me confesó que yo le gustaba y en los besos por supuesto, sin duda la mejor parte de la noche. Me sorprendió tanto cuando lo hizo pero al mismo tiempo era algo que yo también deseaba desde hacía un tiempo y lo mejor es que el también. Me había besado otras veces pero nunca con tanto amor ni dulzura porque ahora mismo me daban ganas de abrir la ventana y gritarle al mundo que estaba enamorada de Lucas.
Parte de Lucas
El lunes se me hizo eterno hasta las cinco que era cuando empezaban las clases de matemáticas, cuando llegué Alicia ya estaba allí y me acerque sigilosamente al sitio vacío que hay a su lado.
-Hola guapa-Le solté antes de robarle un beso del que ella se libró rápidamente y justo a tiempo porque acto seguido apareció Eduardo que debió de ver nuestras caras porque nos miraba divertido.
A la salida Alicia me estaba esperando, y nada más verla la rodeo con mis brazos pero ella se suelta y me agarra con fuerza al tiempo que apoyaba una vez más su cabeza en mi pecho, justo cuando yo también la abrazaba con fuerza, no se cuanto tiempo estuvimos fundidos en ese precioso abrazo hasta que no soltamos y Alicia soltó derrepente:
-¿Sabes? Ahora se que te gusto pero sigo son saber nada acerca de ti ni de tus gustos o aficiones.
-¿Sabes? Yo tampoco se los tuyos-Digo divertido.
Entonces lo mejor será que tengamos una cita pero no en un lugar como el cine donde no se puede hablar.
En mi opinión en el cine se pueden hacer cosas muy interesantes sin necesidad de hablar pero este pensamiento no se lo digo a ella.
-¿Y a donde quieres ir?-Se me ocurre un sitio perfecto.
-Sorprendeme-Dice antes de salir dando un saltito en su dirección de siempre.
En mi mente ya sabía en sitio perfecto para nuestra cita  pero no habíamos acordado el día.
-Espera Alicia -Empecé a correr en su dirección, pero me paré en seco cuando la vi hablando seriamente con un hombre,¿pero quien era ese hombre?