sábado, 13 de abril de 2013

Adelanto del capítulo 18

Hola lectores ¿Que tal estáis?  Yo con mucho que estudiar, por lo que esta semana no hay capítulo, y la que viene tampoco estoy segura de que valla a poder publicar :S
Pero bueno para que no se os haga larga la espera hoy os traigo un pequeño adelanto, que más que adelanto es como una especie de mini resumen del contenido, es decir que este fragmento no necesariamente va a aparecer en el capítulo porque todavía no lo tengo escrito, es que el próximo capítulo será... mmm vamos a dejarlo en emocionante ^^
Bueno no me enrollo más espero que os guste el adelanto, que comentéis y siento no poder publicar el capítulo hasta quien sabe cuando ;)

Dicen que en todo echo importante de la vida hay dos clases de personas, las que ganan y las que pierden. En este momento podía diferenciarlas a la perfección desde el lugar donde me encontraba, aislada del bullicio que rodeaba aquella odiosa entrada, en un momento en el que la confusión, la alegría, la tristeza y el jubilo reinaban a partes iguales. Y yo desde mi privilegiado centro de observación me sentía completamente fuera de lugar, no me identificaba con ninguno de los sentimientos allí presentes, para mi había sido todo muy raro y no estaba segura de si era una victoria o una derrota.
Sin previo aviso las lágrimas empezaron a salir de mis ojos, lágrimas que llevaba tiempo aguantando y que ahora corrían por mis mejillas sin ningún tipo de obstáculo mientras me encontraba rodeada de mis pensamientos unos brazos me abrazaron por la espalda, no quería saber quien era mi mente estaba confusa y no sabía que pensar.
Esas mismas manos aparecieron en mi cara segundos después limpiándome las lágrimas que derramaba sin control, hasta que unos minutos demás tarde conseguí calmarme y fue cuando escuché una voz.
-Las chicas valientes, guapas y divertidas no deben llora por esto, eres fuerte Alicia nunca lo olvides ni dejes que nadie ni nada aparte esa hermosa sonrisa de tu cara.
Nada más decirlo las lágrimas volvieron a mis doloridos ojos y escuché un triste suspiro que provenía de mi espalda, unos dedos rozaron mi cuello y comenzaron a recorrer mi espalda, hasta que esa misma voz que tan bien conocía se acercó a mi oreja y empezó a susurrarme.
-Todo se acabará de solucionar, lo más difícil ya ha pasado y todo ha salido bien, y Alicia, nunca te olvides de que te quiero.
Un escalofrío me sacudió por completo y mientras trataba de asimilar todo lo que acaba de pasar, me volvía a encontrar sola, aunque en realidad siempre me  había sentido así.


Bueno aquí termina este pequeño adelanto, espero que os gustará, y como la semana que viene es casi seguro que no publique tampoco igual escribo otro adelanto más, me despido por hoy, y espero no haberos dejado muy intrigados ;)